Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental es uno de los procedimientos odontológicos que mas ha contribuido a las personas a adquirir una bella sonrisa.

Unos dientes más claros y brillantes le darán una mejor estética, buena salud e higiene.

Se puede realizar a un conjunto de dientes o bien a un solo diente que este comprometido estéticamente tras una Endodoncia (Tratamiento de conducto) o trauma. A estos dientes se les realiza un aclaramiento desde adentro (blanqueamiento dental).

Consideraciones previas importantes
Los dientes deben prepararse previamente con una buena limpieza para retirar placa antes de recibir el tratamiento de blanqueamiento. La intensidad del blanqueamiento dependerá de cada paciente.

Esta comprobado que es mas seguro y mejor, un blanqueamiento realizado en forma lenta y gradual.

Un procedimiento normal dura de 1 a 2 sesiones. En ocasiones los dientes aclaran en 30 o 40 minutos, pero de igual forma el tratamiento se debe continuar para evitar la regresión rápida del color inicial; por eso ofrecer blanqueamientos inmediatos es engañar a los pacientes.

Cuando el paciente desconoce los tonos blancos naturales, puede forzar al odontólogo a sobrepasar los tiempos del tratamiento, ocasionando el daño en la matriz del esmalte (blanco tiza), lo que se conoce como punto de saturación. La belleza no se mide por la intensidad del color, no hay que apartarse de lo natural y fisiológico.

El blanqueamiento no se utiliza en menores de 14 años, ni en mujeres en gestación. Finalizado el tratamiento hay que fijar el color y darle brillo a los dientes varios días después.

Recomendaciones durante y después del blanqueamiento
Si hay sensibilidad al frío o ligeras molestias es recomendable tomar un antiinflamatorio. Estas molestias son pasajeras. Si persistieran se realizarán enjuagues con enjuagues bucales desensibilizantes o aplicaciones tópicas con estos productos.