Bypass Gástrico


El bypass gástrico es una cirugía que reduce el tamaño del estomago y además permite disminuir la absorción calórica de los alimentos. Esta cirugía permite bajar un 70% del peso y ayuda a revertir los hábitos alimenticios, ya que al tener un estómago menor disminuye el apetito. Los cirujanos bariátricos aconsejan seguir una dieta equilibrada para mantener en el tiempo los resultados conseguidos.

Ventajas

  • Ayuda en a combatir la obesidad y enfermedades relacionadas
  • Técnica endocopica minimamente invasiva
  • La recuperación es rápida y la cirugía es reversible
  • Aumenta el autoestima del paciente
  • Resultados esperados y riesgos
Generalmente los resultados son inmediatos, el paciente comenzará a sentir la pérdida de apetito, saciandose con una menor cantidad de alimentos. Por lo que respecta a los riesgos, son los característicos que conlleva una intervención quirúrgica donde se use anestesia general. En ocaciones el paciente puede sentir náuseas, mareos o vómitos

La intervención

El cirujano, con ayuda de un endoscopio, reduce el estomago dividiendolo en dos partes. Por una el alimento no pasa llegando directamente al intestino delgado. De esta forma se reduce la absorción calórica y de nutrientes disminuyendo así la necesidad de consumir grandes cantidades de alimentos.

Cuidados tras la intervención

Luego de la operación, el médico dictará una dieta líquida y blanda para las primeras semanas. Durante casi 1 año, el paciente deberá seguir una dieta nutricional estricta, mejorando de esta manera los hábitos alimenticios. Contraindicaciones El Bypass gástrico está contraindicado en mujeres embarazadas o que estén amamantando. Tampoco se recomienda en personas con problemas de estómago, trastornos alimenticios o que padezcan problemas psicológicos o psiquiátricos.