Blefaroplastía Ojos

Esta técnica quirúrgica permite corregir el exceso de piel y las bolsas de grasa de los párpados superiores e inferiores, brindando un aspecto más saludable y joven. La cirugía de párpados consiste en extirpar la piel sobrante y restaurar la tensión normal del músculo. La intervención es breve, con un postoperatorio sencillo y con unos resultados duraderos.

Esas bolsas de grasa no se relacionan con los párpados ni con la obesidad; una de las causas es hereditaria. La grasa no puede ser tratada por medio de ningún régimen para adelgazar sólo mediante operación donde se remueve el exceso de grasa acumulado en el párpado superior o inferior y de la piel sobrante.A las personas con bolsas muy severas en el párpado inferior, también se les realiza un retoque de la mejilla para que, tanto el párpado inferior como los pómulos, queden más tirantes. Esa intervención le da a la cara un aspecto más joven y lozano. Cuando se completa la cirugía, se aplican apósitos helados y húmedos sobre los párpados. No se utilizan vendajes, el dolor y las molestias posteriores a la cirugía son mínimos. Unos días después del alta, el paciente puede continuar con sus actividades normales. Se pueden usar lentes oscuros casi inmediatamente después de la intervención hasta que desaparezca la decoloración alrededor de los ojos. Las finas suturas utilizadas para cerrar la incisión se retiran en tres días.

También se puede modificar los párpados a través de láser que reduce la hinchazón y la piel floja. Es posible al final del tratamiento aplicar plasma rico en plaquetas para favorecer la regeneración de los tejidos y el rejuvenecimiento.